¿Cómo saber si los ingredientes que uso en mi rutina de skincare son comedogénicos?

¡Hola! Hoy les queremos contar algunas verdades y aclarar algunos mitos sobre los ingredientes comedogénicos. Nuestro objetivo siempre será que sean consumidores más conscientes y que aprendan a entender su piel, respetar su proceso y amarla mucho. 


Para empezar, ¿qué son los comedones?

Los comedones se producen por una obstrucción en el flujo del sebo de los poros de tu piel. Es considerado un tipo de acné no inflamatorio y suelen ser precursores de brotes. 


Índice Comedogénico

Hoy en día existe un índice para saber qué ingredientes son comedogénicos, peeeero a nosotras nos gusta ir más allá y nos dimos a la tarea de investigar de dónde salió ese índice y cómo se construyó. 


El índice comedogénico surgió de un test con la finalidad de determinar qué ingredientes hacen más probable que tus poros se obstruyan. Sin embargo, en un mundo ideal, se probaría cada producto en los distintos tipos de pieles que existen y de ahí se desarrollaría una lista más precisa, pero sabemos que eso es imposible. Por eso, como en la mayoría de los estudios científicos, se llevan a cabo modelos que brindan un panorama de la situación, pero no reflejan el mundo real y este es el caso de este índice. 


Puedes encontrar el índice comedogénico de ciertos ingredientes buscándolo en Google. 


¿Cómo se realizó el test?

La prueba más común para determinar si un ingrediente es comedogénico es el Rabbit Ear Test , esto consiste en aplicar una sustancia en el oído interno de un conejo y esperar durante semanas para ver si hay poros obstruidos (en este punto, es necesario aclarar que no apoyamos el testeo en animales, sin embargo es una práctica muy utilizada por marcas globales :/ ) Esta prueba fue realizada en conejos debido a que la piel de sus orejas suele ser más sensible que la de los seres humanos, pero esta situación dio como resultado varios falsos positivos, al utilizar un modelo hipersensible en el que ingredientes no comedogénicos en humanos fueron comedogénicos en conejos.


A lo que queremos llegar al brindarte esta información es que existen muchos factores para determinar si un producto va a obstruir o no tus poros, algunos de ellos son: 


  • % de concentración vs disolución de ingredientes “comedogénicos”
  • Con qué otros ingredientes está formulado
  • Tipo de piel 
  • Modo de empleo 

Aunque un ingrediente sea comedogénico por sí solo, puede no ser comedogénico en un producto y aunque un producto no contenga ingredientes comedogénicos, puede obstruir los poros de tu piel. Queremos darte algunos tips para que puedas implementar esta información: 

  • Si tienes piel sensible o con tendencia a acné, procura utilizar productos con la menor cantidad de ingredientes comedogénicos 
  • Conoce muy bien tu tipo de piel y aprende a identificar con qué ingredientes reacciona
  • Si de repente empiezas a tener brotes, puedes utilizar el índice para tener una pista de lo que lo pueda estar ocasionando 
  • Evita utilizar ingredientes comedogénicos no diluidos. Por ejemplo, no recomendamos aplicar aceites esenciales directamente en la piel sin diluir o aceite de coco.

Aprende a entender tu piel, aunque existan diferentes tipos de piel, cada piel es única y diferente. No se trata de satanizar ingredientes, se trata de estar mejor informados y elegir lo mejor para ti.